Skip to content

El eslabón perdido de nuestra independencia (III) Las Instrucciones

15 septiembre, 2016

Instrucciones MuestraUn documento manuscrito de 196 años de antigüedad nos describe minuciosamente a la intendencia de San Salvador. Territorio, habitantes y agricultura en El Salvador preindependiente-

Transcripción.

Muchos acontecimientos de nuestra independencia patria son difíciles de comprender (el interés por comprenderlos tampoco es que sea enorme) pues falta mucha documentación por estudiar y las leyendas retóricas han edulcorado las motivaciones y a los protagonistas de tales hechos, elevándolos a una especie de semidioses impecables.

La realidad es otra, con ayuda de un manuscrito de 196 años de antigüedad olvidado por los historiadores, el eslabón perdido de nuestra independencia, arrojaremos luces inéditas sobre tales hechos.

Bienvenidos a Alfa y Omega, la serie de videos sobre Historia del blog La Sala de la Signatura.

Esta es la tercera parte de nuestro capítulo especial sobre la Independencia de Centroamérica.

La elección de los dos diputados que la Intendencia de San Salvador enviaría a las Cortes de Madrid de 1820, tuvo lugar el 19, 20 y 21 de septiembre de ese año.

De inmediato, el presbítero José Matías Delgado, para encarrilar en su agenda personal a su adversario, el otro diputado José María Álvarez, ordenó que el Ayuntamiento Constitucional de San Salvador elaborara a toda prisa, y siguiendo unas pautas muy precisas, unas Instrucciones con ese propósito.

Recordemos que en los capítulos anteriores explicábamos que José Matías Delgado quería, por sobre todas las cosas, ser nombrado obispo de San Salvador. Para eso tenía que lograr del Patronato Regio la erección de esa nueva diócesis.

No había tiempo: era una carrera contra el reloj, Alvarez no podía irse a España sin esas Instrucciones.

Este otro diputado, Álvarez, sospechando seguramente que querían constreñir su voluntad con tales instrucciones, precipitó su salida de la ciudad de Guatemala en donde se encontraba, y partió el 10 de octubre hacia el puerto de Omoa en el norte, a donde llegó el día 29.

Omoa, era el puerto más importante del Reyno de Guatemala en la costa atlántica y estaba protegido por la estructura militar más sofisticada y poderosa de la región: la fortaleza de San Fernando, que hacía frente a numerosos y recientes ataques de los salvajes piratas ingleses y franceses.

Una vez llegado a Omoa, el diputado Alvarez, a quien le aterraban las enfermedades tropicales de la costa, y por ello se medicaba preventivamente todo tipo de menjurjes, esperó una goleta y se embarcó hacia España.

Pero antes tenía que hacer una escala en puerto Trujillo.

Para ese momento, las Instrucciones, que habían sido redactadas minuciosamente, pero a toda prisa, ya estaban listas, y fueron remitidas a José Matías Delgado en Guatemala.

Empiezan así en su caligrafía y ortografía original:

Instrucciones que El Ayuntamiento Constitucional Dá A su Diputado en Cortes, El Señor Doctor Don Jose Maria Alvares. Formadas Por su Regidor, el Licenciado Don Mariano Franco Gomez.

Año de 1820.

Muy Ylustre Señor

Quando V. S. suponiendo en mi algunos conosimientos que no tengo, se servició comicionarme para la formacion de las Ynstrucciones… me escusé por las justas causas que entonces hice presente… y aunque V. S. las graduó de tales, con todo se sirvió compelerme á dicha formacion.

Como no sé mas que obedecer procedi inmediatamente y dirijo á V. S. lo que há salido, fiado en que la generosidad de V. S. disimulará tamaños defectos, teniendo la vondad de considerar mi escases de luces, lo angustiado del tiempo, pues cinco, ó seis dias no bastan para una obra de esta clace; y sobre todo que si hé tomado la pluma solo ha sido en virtud del precepto absoluto de V. S.

Mariano Gomez.

No solo destaca la modestia de Don Mariano, quien era un culto metapaneco que no tenía un solo pelo de tonto, sino que además brilla su sumisión hacia quien le había dado el encargo.

El punto central de estas instrucciones era la solicitud de la erección de San Salvador en Diócesis: el objetivo último del presbítero jansenista Matías Delgado y su clan.

La parte conducente no se va por las ramas y se expresa sucintamente de la siguiente manera:.

Otra de las fuentes principales de las felicidades espirituales y temporales de este basto territorio será la ereccion en esta Ciudad de Silla Episcopal.

Además, recuerda que la solicitud ya se había hecho hacía 8 años y que algo se había avanzado en esa dirección:

Nuestro Diputado á Cortes Don Jose Ygnacio Abila el año de 1812, entabló la solicitud, la que con Real Cedula… vino á informe al Gobierno de Guatemala.

… y no habiendose logrado que se evacue dicho informe… á pesar de varias gestiones que este Cuerpo há hecho,

… el Cabildo confia y espera de su venemerito Diputado la felis conduccion de un negocio de que resultaran ventajas incalculables que por notorias no se indican.

“Ventajas incalculables”… Claro, no hay duda… Sobre todo para el que tenía planeado imponerse como su primer obispo.

No bastaba señalar que las ventajas eran notorias, se procede sutilmente a desprestigiar al Arzobispo de Guatemala don Ramón Casaus y Torres, de quien Matías Delgado quería sececionarse:

…muchos años … hace que los Ylustrisimos Prelados no visitan muchos Curatos… son notorios los graves incombenientes y perjuicios que trahen consigo tan dilatadas ausencias.

Por supuesto que las plazas y prebendas consiguientes ya estaban repartidas. El documento, las Instrucciones, no omiten recordar que todo está previsto para los miebros clericales del clan jansenista de Delgado:

Las dignidades y empleos de la Catedral serán las de Dean, Arzediano, Tesorero, maestro escuela con cargo de rector del seminario, Penitenciario y magistral. Un Sacristan Mayor con cargo de Maestro de Ceremonias, 6 Capellanes y 6 mozos de coro.

Hasta aquí lo de la Mitra episcopal.

Más claro: el agua.

Sin embargo es un documento serio, dirigido a las Cortes y a su Majestad Fernando VII, así que buena parte de sus demás contenidos versan sobre el modo en el que tal obispado, tal diócesis, tal silla episcopal, podrá sobrevivir económicamente en el futuro.

Se describe con lujo de detalles la prosperidad de la intendencia de San Salvador, sin cargar las tintas, de tal manera que los obstáculos de carácter económico queden removidos para la erección de la diócesis.

Los políticos de todas la épocas suelen desviarse de la verdad cuando rinden informes. Pero en este caso, el informe no podía ser sino veraz y sobrio, pues iba a leerlo un adversario de sus autores, conocedor de las realidades sobre las que se escribía.

“Entre gitanos no se leen la mano” reza el adagio, así que los contenidos del documento nos merecen gran credibilidad.

Es un hecho histórico que la Intendencia de San Salvador era la más próspera del Reyno de Guatemala y la relativamente más poblada.

Veamos cómo don Mariano nos describe esta jauja, real:

La Yntendencia de San Salvador, que se halla cituada sobre la Costa del Mar pacifico, comprehende las quatro que antes nombramos Provincias, de San Salvador y San Vicente que forman el sentro: la de San Miguel y la de Santa Ana, que son sus extremos.

…hay como 207 500 havitantes repartidos en tres Ciudades,

Estas eran San Salvador, San Miguel de la Frontera y San Vicente de Austria y Lorenzana. Dicho sea de paso, estas dos últimas ciudades eran, en ese entonces, tan ricas como la capital y aún más bellas y arquitectónicamente desarrolladas que aquella, pues eran abatidas con menos frecuencia por los desoladores terremotos que nos obligan, cada tantos años, a reconstruirnos casi desde cero.

Continúa don Mariano enumerando las poblaciones de la Intendencia:

…dos Villas, ciento veinte y seis Pueblos, ochenta y dos Aldeas, treinta Reducciones, quatrocientas quarenta y siete Haciendas y docientas quarenta y tres Rancherias.

Las partes que siguen hacen imposible evadir una comparación con el estado actual de cosas:

Su territorio és en lo general fertilisimo, muy abundante en aguas,

196 años después nuestros gobiernos nos anuncian que ya no tenemos agua, y el 77% de los hogares no tienen abastecimiento regular de agua potable. ¡Inaudito!

(muy abundante en) fruta y en toda clace de alimentos para el hombre

196 años después hemos perdido la soberanía alimentaria y de no ser por las importaciones, la desnutrición (que la tenemos) sería grave

(muy abundante en) pastos para la cria y mantenimiento de Animales.

196 años después, basta echarle un vistazo a nuestros paisajes, hemos transformado nuestra tierra en un erial…

Sus havitantes son muy aplicados á la Agricultura.

La agricultura, hoy por hoy, aniquilada

Se cosecha con abundancia, Asucar, Arroz, maiz, frigol, garbanzos, toda clace de cucurvitaceas, platanos, yucas, y batatas, Algodon, añil, Cacao, Balsamo, Café (café de Superior Calidad), asafran…

196 años después, muchos de estos cultivos han sencillamente desaparecido, los demás están en crisis y debemos importarlos de los países vecinos.

Hay abundancia de ganado mayor y menor.

La inmensa mayoría de la carne con la que nos alimentamos ahora viene de Nicaragua. Nuestra ganadería está ya aniquilada.

El mar inmediato y los rios Lempa, Aseluate, y Sucio la proveen de variedad de pescados esquisitos y de multitud de testáseos.

196 años después, el acelhuate es un flujo de desechos industriales.

Se pescan algunas perlas aunque de mal oriente, Carey, y en distintos puntos el famoso Caracol de Murice con que se tiñe la purpura de tiro.

Hay tambien bastantes Minas.

196 años después, sin comentarios….

Como que nuestros élites postindependentistas no han hecho un buen trabajo en este rubro.

Antes de continuar, quiero destacar el hecho incontestable de que ya en tiempos de la colonia eramos productores connotados de café, de superior calidad… como para que nos sigan martillando con la farsa de atribuirle a Gerardo Barrios, uno de los varios dictadores que han asolado nuestra tierra, la falsa historia de que fue él el que introdujo el cultivo de café a nuestro país hasta 30 años después de la elaboración de este documento.

Lo hemos dicho y lo repetimos: una cosa son las leyendas y las fantasías y otra cosa son los datos históricos puros y duros. Lo que sí nos trajo Gerardo Barrios, y no nos lo cuentan, nos lo ocultan, fue una mortífera epidemia de Cólera Morbus con su consiguiente Carreta Chillona.

Bueno… Finalicemos…

No hemos pasado del tercer folio. Hay mucho más en este eslabón perdido de la Independencia Centroamericana, en este documento de las Instrucciones. Mucho más que arroja luz sobre nuestro país en esa época, y sobre todo porque indican las fuentes que alimentaban el intelecto de nuestros próceres y deja en evidencia sus planes.

Además se planifica aquí el primer magno acto de corrupción que se llevó a cabo en nuestra vida moderna.

Hablaremos de todo esto en el siguiente capítulo.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Cerebro Brillante permalink
    18 septiembre, 2016 8:28 PM

    Excelentes revelaciones historicas. Pienso que es necesario enmendar los capituos de la historia de nuestra independencia.

Sus comentarios son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: