Skip to content

La película imposible

24 enero, 2012

Contenidos

  1. Fruto maduro de una larga tradición musical
  2. Cuando todavía la indisciplina contumaz no relevaba al trabajo duro y a la razón
  3. Un compositor demasiado bueno y ocupado como para andarlas haciendo de revolucionario
  4. Una película imposible

Cuando consideramos en esta bitácora constantemente que es el más grande compositor de todos los tiempos, corre el riesgo de que nos imaginemos a Bach como una especie de héroe digno de la televisión.

En realidad, Bach era un artesano (de la música en su caso) común y corriente, un sajón normal que en su vida exterior no se distinguía realmente de sus más o menos aburridos contemporáneos.

Fruto maduro de una larga tradición musical

[Regresar al índice]

En el siglo XVIII (y antes y después) las personas solían seguir los derroteros profesionales de sus antecesores. Así, había familias enteras que se habían dedicado a la carpintería, por ejemplo, desde muchas generaciones atrás, y de esa manera se habían labrado un prestigio que trascendía localismos y fronteras. Igual podemos decir de banqueros, joyeros, marinos, etc…

La familia Bach, desde muchas generaciones anteriores, se había dedicado de manera profesional a la música, y como grandes artesanos de la misma eran percibidos por sus vecinos. En la zona central del Sacro Imperio Romano Germánico y allende, el apellido Bach era sinónimo de música. Grandes compositores e intérpretes engalanaban ese árbol genealógico.

Cuando todavía la indisciplina contumaz no relevaba al trabajo duro y a la razón

[Regresar al índice]

Por esa razón, la excelencia compositiva e interpretativa de Bach no era algo espontáneo y sacado de la manga: era una consecuencia lógica del devoto respeto a la tradición positiva familiar. Bach no fue una milagrosa palmera en el desierto, sino la más grande de un extenso y antiguo bosque de secoyas.

Digo esto, pues es fácil que caigamos en la penetrante, invencible y popular creencia (surgida de la Ilustración que precedió e inspiró a la revolución francesa) de que la genialidad creativa sólo florece en el marco del rompimiento del orden establecido, en una actitud contestataria. Los hechos rudos y duros de la historia atestiguan que no es así, que no ha sido así, y nos permiten asegurar que seguirá siendo una aislada excepción el que lo sea.

Pero es natural que creamos que el brillo artístico surge de inventar el agua helada y de “descubrir nuevos horizontes”, pues somos hijos de una época en la que el sentimentalismo y la emoción tienen la primacía, y en la que la rebeldía per se tiene licencia para sustituir a la inteligencia y a la reflexión. No es mi pretensión limpiar esas toneladas de telarañas, mi experiencia me dice que no es posible.

Un compositor demasiado bueno y ocupado como para andarlas haciendo de revolucionario

[Regresar al índice]

Pero es oportuno volver a citar por enésima vez a Albert Schweitzer (excepcional organista y Premio Nobel de la Paz) quien siempre nos precisa que:

“Bach pertenece al orden de los artistas objetivos. Estos pertenecen completamente a su propio tiempo, y trabajan sólo con las formas y las ideas que su época les provee. No ejercen crítica alguna a los medios que la expresión artística pone en sus manos y no sienten compulsión interna a abrir nuevos senderos…”


La vida de Bach, como la de tantos otros, era francamente aburrida y normal… No hay material para hacer una película sobre él… No era un bohemio excéntrico en busca de descubrir la orilla azul de la bacinica. No era (como solemos imaginarnos a los artistas destacados) un borrachín iluminado, sin oficio y estrambótico con poses de inventor del último coco tierno del desierto.

No, Bach era un cristiano sajón normal con familia e hijos que mantener, para lo cual se levantaba temprano todas las mañanas para ir a un trabajo normal con horario de entrada y salida en el Ayuntamiento de la ciudad.

Una película imposible

[Regresar al índice]

Y si bien yo digo que su vida no da material para una película, resulta que sí las ha habido. Destacaría dos de ellas:Mein Name ist Bach (Mi nombre es Bach) y Die Stille Vor Bach (El silencio antes de Bach). La primera es una aceptable recreación del encuentro entre Bach y el rey de Prusia Federico II. La segunda es un producto ambivalente del cine experimental que a duras penas llega a ser relevante.

Pero es esta última, pretenciosa y aburridísima, a mi juicio, de la que quiero rescatar dos secuencias del desastre general que resulta ser. En una de sus inconexas partes, la cámara parte de la tumba de Bach en la Iglesia de Leipzig y, paseándose por el templo, llega al órgano de la misma, en donde el actor que hace las veces de Bach toca una parte del primer movimiento del Preludio y Fuga BWV 543.

Vídeo de 3 minutos y 44 segundos de duración


Este preludio y fuga, compuesto por Bach en plena Guerra de Sucesión Española, se escucha mejor aquí:

Audio de 3 minutos y 29 segundos de duración


Finalmente quiero mostrarles una onírica escena sin patas ni cabeza (que al director Pere Portabella le ha de haber parecido el non plus ultra de la “creatividad”), pero que no carece de una elemental, primitiva y peculiar belleza. En el interior de un metro, se ejecuta (mal, pero ni modo) el primer movimiento de la primera Suite para Cello BWV 1007:

Vídeo de 2 minutos y 47 segundos de duración


Simpático, pero esta suite para violonchelo, compuesta dieciocho años después de la pieza anterior, en la ciudad de Cöthen, se escucha mejor aquí:

Audio de 1 minuto y 47 segundos de duración

Para terminar, insisto: es una película imposible.

FIN

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. walter aguilar permalink
    24 enero, 2012 3:12 PM

    Me fascina , su narrativa es impecable y mantiene el objetivo. Ahora bueno mi humilde opinion sin mucho conocimiento del tema ;es que seria cosas de gustos sino lo vemos de la parte economica como inversion , pienso que si se filman peliculas de temas no muy culturales y de bajas calidades en muchos aspecto..Filmar una pelicula sobre BACH automaticamente deberia ser postulada para un OSCAR .

    • 24 enero, 2012 3:36 PM

      Gracias, Walter. Bueno en realidad exagero un poco, no es que sea imposible. Pero sí me parece que. dada la sencillez de la vida del personaje, tendrían que ingeniárselas para encontrar un guión atractivo, pues de lo contrario salen cosas como esas dos películas que referí.

      Muchísimas gracias por venir y comentar, Walter. Muy fino.

  2. Noemy permalink
    24 enero, 2012 10:15 PM

    JC.
    Como siempre, me resulta gratificante leer lo que escribes. Tienes el poder de hacer que mientras te leo me sienta a bordo de una montaña rusa. De repente elevada en los ambientes mas sublimes y etéreos por la exquisitez de un lenguaje tan florido y elegante,. Y mientras me siento así, de repente, caigo a la más abrupta realidad con frases como la siguiente ……………..”No era un bohemio excéntrico en busca de descubrir la orilla azul de la bacinica. No era (como solemos imaginarnos a los artistas destacados) un borrachín iluminado, sin oficio y estrambótico con poses de inventor del último coco tierno del desierto.”
    Quizá como tu dices, realizar una película sobre Bach carezca de atractivo para algunos o para muchos, más no así toda su obra.
    Gracias por compartir los videos y archivos de audio.
    Saludos.

    • 26 enero, 2012 1:58 PM

      Me encanta tu comentario, Noemy: “…montaña rusa…” jajaja. Qué bueno que te gustó.

      Gracias por encontrar tiempo para leernos y tomarte la molestia de brindarnos tus opiniones y puntos de vista.

      Gracias de nuevo y saludos,

      JC

  3. 26 enero, 2012 10:33 AM

    Me has ilustrado sobre la vida de un genio de todos los tiempos. Imagínate lo que se piensa hoy de alguien que se dedicó a ser como su padre, su abuelo “and so on”. Pienso en los judíos banqueros que se dedicaron a lo que su padre les dejó, y que a su vez se lo dejó su abuelo…un gran capital. Aunque ahora creo que el acumular por acumular está en crisis, no todo es economía. Y la introducción que nos haces de la música de Bach me hizo oir y ver la 1a parte del primer movimiento del Preludio y Fuga BWV 543 y también el primer movimiento de la primera Suite para Cello BWV 1007. Me encantaría un análisis comparativo de los grandes genios del 600. 700 y 800. Saludos

    • 26 enero, 2012 2:08 PM

      Sabes que pienso que es un honor que nos leas y que, además, nos comentes, Frank. Te lo agradezco mucho. Ha sido una agradabilísima sorpresa.

      Dices: “…Imagínate lo que se piensa hoy de alguien que se dedicó a ser como su padre, su abuelo “and so on”…”

      Pienso que, hoy por hoy, al contar estas historias te dirían: ¿Padre? ¿Abuelo? ¿Qué es eso?

      Dices: “…Pienso en los judíos banqueros…”

      Tienes razón. No sé si sea fruto de tanto ver televisión, pero me imagino que esas comunidades todavía tienen una alta estima de la institución familiar.

      Dices: “..no todo es economía…”

      Tú lo has dicho. Así es: no todo es economía. No es fácil para nadie caer en la cuenta de esa verdad

      “…Me encantaría un análisis comparativo de los grandes genios del 600. 700 y 800…”

      Mmmmm… Me da la impresión de que algo como “análisis comparativo” no es algo para lo que esté preparado. Sin embargo, en la medida en que abordemos hechos históricos de esos siglos, iremos mencionando, hablando y escuchando a esos genios (como de hecho lo hicimos en el artículo sobre la revolución francesa en la que pudimos escuchar y contextualizar un poco el Dies Irae de Luigi Cherubini, y que puedes leer pulsando aquí).

      De nuevo, Frank, te agradezco infinito tu visita y tus comentarios. Salúdame a tus hermanos y a tu familia.

      JC

  4. Maria Beatriz permalink
    26 enero, 2012 3:54 PM

    Estimado Conde: Aunque ya sabes que no soy una asidua “comentadora” de tus escritos, quiero que sepas que si te leo. Este sobre Bach me llamo la atencion particularmente, ya que, siendo totalmente inculta al respecto, me hubiera imaginado una vida glamorosa para un compositor de su talla. Eso es lo bueno de leerte, que siempre aprendo cosas nuevas! Saludos.

    • 26 enero, 2012 4:13 PM

      Me has dado una inmensa alegría, María Beatriz. Me entusiasma que te gusten.

      Te agradezco infinitamente tus comentarios.

      Saludos,

      JC

  5. Ana Eveling permalink
    2 febrero, 2012 9:01 PM

    Me identifico con el comentario de Nohemy. Y quiero añadir que esta suite para Cello es magnífica! ( la del audio, pues la el video definitivamente no le hace justicia). Saludos!

    • 2 febrero, 2012 9:15 PM

      Hola Ana Eveling. El problema con la versión del video es que pone un montón de violonchelos, cuando la pieza esta destinada a uno solo. Errorcillos de coordinación difíciles de ocultar son entonces inevitables, por eso es que –como dices y yo acuerdo– es mejor escuchar la original.

      Gracias por venir y conversar con nosotros, Ana Eveling.

      Saludos

      JC

  6. Francisco permalink
    9 febrero, 2012 5:16 PM

    Comparto los comentarios.Fabuloso!

    Estaba pensando que sería interesante que hicieras una catedra en alguna Universidad del pais, sobre todo esto que estas escribiendo, Asi: con parte de historia complementadola con esta forma inteligente de introducir videos de estas grabaciones clasicas… escucharlas ,para aprender de musica clasica y de paso un poco de latin .Es decir abrir un diplomado o similar con el objetivo de despertar la mente, y sobre todo llenar nuestro espiritu de tan noble y sublime contenido…a parte de estudiar la historia pasada con objetividad, para conocer nuestro presente…y ser un poquito mejores….

Sus comentarios son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: