Skip to content

Antoine-Christophe Merlin and other conspirators initiated the Thermidorian Reaction, a revolt that ultimately resulted in the fall of Maximilien de Robespierre and the end of the Reign of Terror during the French Revolution (July 27, 1794)

26 julio, 2018

Encyclopaedia Britannica

By June 1794 France had become fully weary of the mounting executions (1,300 in June alone), and Paris was alive with rumours of plots against Robespierre, member of the ruling Committee of Public Safety and leading advocate of the Terror. On 8 Thermidor (July 26) he gave a speech full of appeals and threats.

The next day, the deputies in the National Convention shouted him down and decreed his arrest. He was arrested at the Hôtel de Ville, along with his brother Augustin, François Hanriot, Georges Couthon, and Louis de Saint-Just. The same guillotine that on 9 Thermidor executed 45 anti-Robespierrists executed, in the following three days, 104 Robespierrists, inaugurating a brief “White Terror” against Jacobins throughout France.

The coup was primarily a reassertion of the rights of the National Convention against the Committee of Public Safety and of the nation against the Paris Commune. It was followed by the disarming of the committee, the emptying of the prisons, and the purging of Jacobin clubs. Social and political life became freer, more extravagant, and more personally corrupt. There was a splurge of fashion and a conspicuous consumption of bourgeois wealth, while the poor suffered from harsh economic conditions.

Anuncios

Tiene lugar la Batalla de Bouvines, decisivo choque militar entre el ejército francés y los ejércitos liderados por el excomulgado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Otón IV y el rey inglés Juan Sin Tierra (27 de julio de 1214)

26 julio, 2018

En las cercanías del pueblo de Bouvines, en Flandes (actual Francia) tiene lugar la Batalla de Bouvines, decisivo choque militar entre el ejército francés y los ejércitos de una coalición de potencias europeas, lideradas por el excomulgado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Otón IV, por su tío el rey inglés Juan Sin Tierra, por Fernando, conde de Flandes, y por otros príncipes de menor entidad que han decidido poner freno al creciente poderío de Francia.

El rey Felipe II de Francia, comandante del ejército francés, recibe el apoyo de Federico de Hohenstaufen, rival de Otón IV y pretendiente al trono imperial, al que apoya el Papa.

En su empeño de retomar las tierras que había perdido en Normandia y Anjou, y no pudiendo contar con el apoyo de los barones ingleses, Juan tuvo que aliarse con Otón IV, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y los condes de Flandes y de Boulogne.

El emperador tenía un asunto pendiente con el rey de Francia, que había apoyado a su rival, Federico Hohenstaufen, rey de Sicilia. Como si se tratara de un duelo, Felipe Augusto aceptó el desafío. Se enfrentaba por tanto a Otón IV, que dirigía las tropas alemanas, mientras que las inglesas y flamencas estaban a las órdenes respectivas de Guillermo de Salisbury y Fernando. En conjunto formaban un ejército de 1500 caballeros, 4000 hombres a caballo y 20 000 infantes. El rey de Francia presentó batalla con 2000 caballeros, 5000 jinetes de caballería ligera y 15 000 infantes.

El 2 de julio, el príncipe Luis el León (futuro Luis VIII), hijo de Felipe Augusto y príncipe heredero de Francia, a la cabeza de sus caballeros, había infligido una gran derrota a las tropas inglesas de Salisbury en la batalla de la Roche-aux-Moines, Poitou, el segundo frente de ataque de la coalición. El 20 de julio, el rey de Francia se encontraba en Péronne. El 23, tomó la decisión de pasar a la ofensiva. El 26, ocupó Tournai, donde se enteró de la presencia de Otón en Valenciennes. Eso suponía correr el riesgo de encontrar cortado el camino hacia París; de hecho, se intentó que así fuera.

El 27 por la mañana, Felipe Augusto se dirigió hacia el suroeste, a Bouvines, en la llanura del Cambréis, que presentaba un terreno más favorable para desplegar su caballería. Otón se lanzó en su persecución con la intención de atacarlo cuando sus tropas estuviesen a uno y otro lado del puente de Bouvines, que cruza el río Marque. Pero había un traidor en sus filas: el duque de Brabante. Éste hizo que se advirtiera al rey de Francia del plan de su adversario. El rey envió entonces a sus ingenieros para que agrandaran el puente y sus tropas pudieran acelerar el paso.

Cuando las tropas de Otón estuvieron a la vista, el cuerpo principal de caballería todavía se encontraba al otro lado del río y el tiempo apremiaba. El rey de Francia dispuso entonces su ejército en la orilla del río, y Otón hizo lo propio con el suyo, en una línea paralela y frente a la del enemigo. Los franceses fueron los primeros en atacar y sorprendieron a la coalición en el momento de su despliegue, con la intención de atraparlos en una tenaza. Los 300 sargentos a caballo del obispo de Senlis rompieron la unidad de la línea enemiga. Les siguieron los caballeros de Champagne, que atacaron desde atrás. En ese momento, el principal cuerpo de combate de Otón se lanzó contra los franceses, entre los que se encontraba el Rey.

Ante el avance adversario, los franceses, en inferioridad numérica, fueron cediendo terreno. Las primeras líneas de infantería se deshicieron y una gran parte de la caballería francesa se vio obligada a retroceder. Felipe Augusto intentó reaccionar iniciando un contraataque, pero de repente se encontró solo y rodeado de enemigos. Un hombre armado con una podadera, cuyo garfio lo prendió por la armadura, lo descabalgó. Pero el rey volvió a ponerse en pie y un caballero le ofreció su caballo. En el campo de batalla reinaba la confusión.

Empezó a anochecer y el cansancio empezó a hacer mella en el bando francés. En aquel momento, Guillaume des Barres se lanzó con sus caballeros con la intención de apresar a Otón. Casi estaba a punto de conseguirlo, cuando su caballo resultó muerto. Otón emprendió la huida hacia Valenciennes, abandonando su bandera y a sus tropas. Vencieron los franceses.

El conde de Flandes, el conde de Holanda, Guillermo I, y Guillermo de Salisbury cayeron prisioneros.​ El rey de Francia había corrido un gran riesgo al aceptar aquel desafío, pero con la victoria ponía fin a la coalición.

Según Jean Favier, Bouvines es “una de las batallas decisivas y simbólicas de la historia de Francia”. Para Philippe Contamine, “la batalla de Bouvines tuvo, a la vez, importantes consecuencias y una gran repercusión”. Otón perdió su corona y el Sacro Imperio Romano Germánico quedó en manos de Federico II, entonces Rey de Romanos, nombrado en 1211, 1212 y ratificado en 1215 (cuando Otón IV fuera depuesto del imperio y muerto en un asesinato en sus dominios de Brondwich en 1218), coronado emperador en 1220 por el Papa Honorio III. Fernando de Portugal, conde de Flandes pasó quince años en la prisión del Louvre. Desposeído de Normandía, Maine, Anjou, Touraine y de Bretaña desde 1206, Juan sin Tierra cesó sus hostilidades y reinó en Inglaterra, para lo que se vio obligado a conceder a sus barones la Carta Magna (1215).

Por la parte francesa, la dinastía capetiana resultó reforzada, mientras que las recientes adquisiciones de Felipe Augusto se consolidaron. El retorno de Felipe Augusto a París fue triunfal. Estas celebraciones fueron aprovechadas por la monarquía para hacer una de las primeras manifestaciones de la unidad nacional. Después de Bouvines, la paz duró en Francia hasta 1337. Fue la “gran paz del siglo XIII”.

El conquistador español Juan de Ampíes funda la ciudad de Santa Ana de Coro en la actual Venezuela (26 de julio de 1527)

25 julio, 2018

El conquistador español Juan de Ampíes funda la ciudad de Santa Ana de Coro en la tierra de los indios caiquetíos, convirtiéndose así en la primera ciudad de la Venezuela continental y en puesto de avanzada de los conquistadores españoles durante la colonización del occidente y centro de Venezuela.

El historiador neogradino José de Oviedo y Baños, precisa :

…buscado el sitio que le pareció más a propósito, el día de Santa Ana del mismo año de quinientos y veinte y siete, fundó una ciudad, a quién por estas circunstancias, y ser en la provincia Coriana, intituló Santa Ana de Coro…

Siendo la ciudad uno de los primeros asentamientos españoles que perduró en tierra firme.

Ampíes pactó respetar la autoridad del Cacique Manaure máxima autoridad de los indígenas de la región, los Caquetíos. Este pacto se rompe abruptamente en 1529 con el desembarco en la ciudad del primer Gobernador y Capitán General Ambrosio Ehinger (o Alfinger) en representación de los Welser, banqueros alemanes de Augsburgo a quienes el emperador Carlos I de España para condonar una deuda les había entregado la Provincia de Venezuela para la exploración, fundación de ciudades y explotación de los recursos de este amplio territorio que comprendía desde el Cabo de la Vela (en la península de la Guajira) hasta Maracapana (cercana a la ciudad de Barcelona).

Durante esos mismos años, se tiene documentación de la ciudad y una desorientación sobre los territorios de la provincia. En cédula real de 1531, se menciona la “ciudad de Coro” y Nicolás Federmann escribe el mismo año “ciudad de Coro“, habiéndose momentos de confusión de términos y se produjo que la ciudad le llamaran ocasionalmente Venezuela. El historiador de Felipe II de España, Juan Lopez de Velasco trata sobre la diferencia del nombre de la provincia (1571-1574): “La ciudad de Coro, que comúnmente llaman Venezuela…“. Esta confusión pudo haber sido debido a que por esos años Coro era la capital de la provincia.

Coro ahora es llamada “Nueva Augsburgo” en honor a la ciudad germánica originaria de los Welser, en el mismo siglo XVI fue la base de las penetraciones de los conquistadores en sus múltiples expediciones a los Llanos, a los Andes y hasta el río Orinoco en busca de El Dorado, que le permitió a los conquistadores la exploración de estos vastos territorios. Entre los gobernadores que fueron autoridad en Venezuela y que por lo tanto ejercían su mandato desde Coro, destacan: Ambrosio Alfinger, Nicolás Federmann, Jorge de Espira y Felipe de Utre. El mandato de los Welser fue revocado en 1545 por incumplimiento de contrato y conflictos de intereses entre éstos y los conquistadores españoles, quienes miraban con recelo la llegada de los alemanes de Augsburgo por el hecho de hablar un lengua diferente.2

Cuando Coro dejó de ser capital de Venezuela, no hizo aún lado su prosperidad, ni el hecho de que hubiese sufrido numerosos ataques por parte de piratas y corsarios no la hicieron desaparecer como un verdadero centro socioeconómico.

Su actividad comercial siguió su auge hasta bien finalizando el siglo XIX. Esto se debe a que la actividad agropecuaria que se desarrollaba en los pueblos cercanos a la ciudad ayudaban a mejorar la economía local. Así también el desarrollo y el intercambio comercial que Coro poseía con las islas cercanas a su puerto: Aruba, Curazao y Bonaire. A pesar de que estas antillas hubiesen sido ocupadas por fuerzas holandesas, no dejaron de ser socias comerciales de la ciudad y de la provincia. En ser ahora de un reino distinto, facilitaron, en grado sumo, el contrabando tanto respecto a la entrada de mercancías y salida de productos de la tierra, en especial ganado, mayoritariamente equino. Existieron intentos para frenar el contrabando de este ilícito comercio, pero fracasaron en su misión, debido por una parte a la necesidad a preservar la economía de las tierras que contaba la ciudad como centro de contrataciones y lugar de almacenamiento; y por otra, a la desidia o complicidad de las autoridades locales que ponían sus intereses.

No solamente la economía creció, también lo hizo la población. En el siglo XVI cuando aún la ciudad ejercía capitalidad Lopez Velasco escribía (1571-1574) que reunía 30 vecinos todos pobres, pero para a mediados del siglo XVIII, Altolaguirre aporta en 1767 un documento en donde Coro y sus jurisdicción reunía una población de habitantes de …4300 y más personas…; en este .mismo documento habla sobre una economía basada en la caña de azúcar, yuca, plátano, membrillo, repollo y apio. Ya para el año de 1773 el obispo Mariano Martí, afirma que reunía un territorio urbano de 5.823 h en donde moraban 447 casas concentradas en su área metropolitana y 261 dispersas.

 

Bataille de Hastenbeck (le 26 juillet 1757)

25 julio, 2018

Index

  1. Contexte de la guerre de Sept Ans
  2. Campagne précédant la bataille
  3. La bataille

Contexte de la guerre de Sept Ans

[Regresar al índice]

La France, alliée avec l’Autriche, la Russie, la Suède et la Saxe, traverse le Rhin en avril 1757 avec deux armées totalisant 100 000 soldats, pour attirer l’attention de la Prusse, alliée de la Grande-Bretagne et du Hanovre hors du théâtre de Bohême où la Prusse et l’Autriche s’étaient affrontés lors de plusieurs batailles (Lobositz, Prague, Kolin).

Campagne précédant la bataille

[Regresar al índice]

L’une des armées françaises sous le commandement du Charles de Rohan, prince de Soubise, marche à travers l’Allemagne centrale. Elle se joint à la « Reichsarmee » commandée par le prince von Hildburghausen qui est ensuite battu par une armée prussienne à la bataille de Rossbach le 5 novembre 1757.

L’autre armée française est commandée par Louis Charles César Le Tellier, maréchal d’Estrées (50 000 fantassins, 10 000 cavaliers et 68 canons). Elle avance à travers l’électorat de Hanovre. La Prusse étant occupée ailleurs, seuls six régiments d’une garnison participent à cette campagne. L’armée de Hanovre (pour 60 %) et de Hesse (25 %) et quelques troupes de Brunswick forment l’armée hanovrienne d’observation d’environ 40 000 hommes. Elle est commandée par le prince Guillaume Auguste, duc de Cumberland.

Hanovre refuse de défendre le Rhin pour se replier derrière la Weser obligeant les Prussiens à abandonner leur forteresse et la ligne de la Lippe en avril. Cumberland concentre d’abord son armée à Bielefeld, puis fait retraite à Brackwede (de) avant de traverser la Weser au sud de Minden. L’idée est d’utiliser la rivière comme ligne de défense mais en été elle est facilement passable à gué.

Pendant la nuit du 7 juillet un fort détachement français traverse la Weser près de la ville de Beverungen qui va vers le nord et établit une tête de pont à Höxter permettant au reste de l’armée de passer, ne laissant à Cumberland d’autre choix que de déployer ses forces au sud de Hamelin et engager d’Estrées sans pouvoir compter sur l’appui de Frédéric II qui venait de perdre la bataille de Kolin.

La bataille

[Regresar al índice]

Les deux armées se rencontrent finalement au matin du 25 juillet près du village d’Hastenbeck. Le commandant de l’aile droite française, le général François de Chevert, est chargé d’engager les troupes hanovriennes mais ne parvient pas à les repousser. D’Estrées décide alors de repousser la bataille au lendemain car l’aile gauche française, sous le duc de Broglie, est encore en train de traverser la Weser près d’Hamelin.

Le lendemain, les Hanovriens tiennent une ligne de Hamelin jusqu’au village de Voremberg (de), avec leur centre au nord d’Hastenbeck et leur gauche sur l’Obensburg (de), une colline que Cumberland considère comme infranchissable et ne défend que faiblement en y déployant trois compagnies. À 9 h du matin, le général Chevert se lance à l’assaut de l’Obensburg à la tête de 4 brigades et submerge rapidement ses adversaires. Cumberland, voyant sa position menacée par l’arrière, fait donner sa réserve pour reprendre l’Obensburg, accompagnée des bataillons de grenadiers qui étaient chargés de protéger les canons placés au centre. Quand les Français donnent l’assaut sur les batteries de canons, celles-ci repoussent plusieurs attaques mais finissent par être prises faute de défenseurs. Dans le même temps, les Hanovriens arrivent sur l’Obensburg et l’occupent à nouveau mais Cumberland a alors déjà commencé à battre en retraite et ils ne peuvent tenir bien longtemps leur position désormais isolée.

La convention de Kloster Zeven et l’occupation de Hanovre par les Français sont les conséquences directes de cette bataille.

 

Es refundada definitivamente la “móvil” Ciudad de Santiago de Guayaquil (25 de julio de 1535)

24 julio, 2018

Contenidos

  1. Proceso de Fundación
  2. Fecha oficial

Proceso de Fundación

[Regresar al índice]

La fundación de Guayaquil fue un proceso de conquista española en la actual región litoral de Ecuador, con lo cual, después de varios traslados y conflictos con pobladores nativos de culturas precolombinas, quedó definitivamente fundada la ciudad de Santiago de Guayaquil. La conquista se desarrolló entre 1534 y 1547, durante la cual fue cambiando de nombre de acuerdo al lugar de establecimiento, conservando el nombre de su santo patrono.

El proceso fundacional ocurrió tras el ingreso de Diego de Almagro a la serranía norte del antiguo Tahuantinsuyo de los incas, enviado por el marqués Francisco Pizarro desde el Cuzco, con el objetivo de acelerar la colonización de estos territorios y fortificarlos para contrarrestar la eventual invasión del adelantado Pedro de Alvarado, quien venía desde América Central. Almagro fundó la ciudad de Santiago de Quito el 15 de agosto de 1534, cerca de la actual localidad de Riobamba en Ecuador. Tras las negociaciones entre Almagro y Alvarado, la ciudad de Santiago tuvo que ser trasladada a otro sitio, ya que no cumplía con los requisitos impuestos por el rey de España en la Real Cédula expedida el 4 de mayo de aquel año, con lo cual se designó la salida de dos expediciones.

La primera expedición tomó rumbo norte y fundó la villa de San Francisco de Quito el 6 de diciembre de ese mismo año por Sebastián de Benalcázar. A mediados de 1535, salió la otra expedición con destino hacia el litoral, sin embargo, tomaron rumbo sur de vuelta a Piura. Benalcázar agrupó a varios hombres y provisiones para zarpar vía marítima al golfo de Guayaquil y remontar el río Guayas para trasladar la ciudad de Santiago de esta región.

Los nativos de la región fueron el principal obstáculo del establecimiento de la ciudad, ya que opusieron resistencia varias veces ante la presencia de los españoles. La población fundada por Benalcázar a finales de 1535 fue destruida por incendios provocados por los chongos; luego su reconstrucción y traslado en manos de Hernando de Zaera en 1536 también fue atacada en muchas ocasiones, dejando bajas importantes en la población; después, en 1542 el capitán Francisco de Orellana ordenó y ejecutó el traslado de la ciudad a otro sector, sin embargo, tras su salida se llevó consigo a varios soldados dejando desprotegida a la población, por lo cual Diego de Urbina mudó nuevamente Santiago a otra ubicación.

Los huancavilcas asolaron nuevamente a los pobladores, quienes se vieron obligados en 1543 a trasladarse cerca del primer asentamiento de Benalcázar. Por último, debido a las guerras civiles entre españoles, se decidió trasladarla definitivamente en su actual ubicación al margen occidental del río Guayas.

Fecha oficial

[Regresar al índice]

El proceso de fundación de la ciudad inició el 15 de agosto de 1534 con el establecimiento de Santiago en la serranía, la cual luego fue trasladada al litoral al año siguiente. En los años posteriores continuarían los traslados de sectores dentro del área de la cuenca del Guayas. El proceso continuó hasta 1547, año en el que queda asentada definitivamente Santiago de Guayaquil. Ya en el tiempo de la colonia española, Guayaquil sufrió varios incendios, pestes y ataques piratas; tras los cuales, muchos documentos oficiales históricos desaparecieron, se perdieron o fueron quemados. Poca información se logró recuperar hasta nuestros días sobre los primeros años de la ciudad. No existe constancia de cuál es la verdadera fecha de fundación de Guayaquil.

Durante mucho tiempo se festejó erróneamente las fiestas patronales al apóstol Santiago el Mayor (patrono de España y Guayaquil) como la fecha de fundación. En 1929, el Concejo Municipal de la ciudad, motivado por una solicitud de Carlos Matamoros Jara, director de la Biblioteca Municipal, encargó a varios historiadores de la época, una investigación que permitiera definir la fecha en la que debía festejarse la fundación.

La investigación estuvo a cargo de Modesto Chávez Franco, José Antonio Campos, Eleodoro Avilés, José Gabriel Pino Roca y Pedro José Huerta. La comisión determinó que, tras la consulta a fuentes y documentos, no se pudo determinar la fecha verdadera. Sin embargo, sugerían al ayuntamiento de la ciudad que siguiera utilizando la fecha patronal de la ciudad; y, además, sugerían que al no poder contar con un año preciso, se mantuviera el del asentamiento definitivo.

Desde la aprobación de esta disposición por parte del cabildo porteño, la fecha oficial adoptada es la del 25 de julio de 1535. Mientras que se considera como fundador definitivo a Francisco de Orellana.

En la actual Guatemala, en un paraje cercano a Iximché, el adelantado Don Pedro de Alvarado y Contreras, funda la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala (25 de julio de 1524)

24 julio, 2018

La ciudad capital de Guatemala fue fundada por Don Pedro de Alvarado en 1524 el día de la festividad de Santiago, por lo que se le conoció como Santiago de los Caballeros de Guatemala. Santa Cecilia también era considerada como patrona de la ciudad, porque en 1526 los reyes kakchikeles se sublevaron hasta que fueron finalmente sometidos el día en que se celebra a esta santa.​

Al fallecer Pedro de Alvarado el ayuntamiento nombró en su lugar a su viuda, doña Beatriz de la Cueva como gobernadora; pero solamente pudo ocupar el cargo dos días, porque el 11 de septiembre ocurrió la inundación de la ciudad: fuertes lluvias aflojaron la tierra de las laderas más altas del Volcán de Agua y de allí se produjo un deslave que arrasó con cuanto encontró a su paso. En un principio se decidió trasladar la ciudad al valle de Tiangues en Chimaltenango, pero finalmente, el ingeniero Juan Bautista Antonelli indicó que era mejor el valle de Panchoy. Se eligieron como nuevos gobernadores al obispo Francisco Marroquín y al licenciado Francisco de la Cueva, hermano de Beatriz. Ellos gobernaron hasta el 17 de mayo de 1542, en que llegó el licenciado Alonso de Maldonado, enviado del virrey de México.

Como consecuencia de las Capitulaciones de Tezulutlán, el rey Carlos I promulgó el 20 de noviembre de 1542 las Leyes Nuevas que prohibieron la esclavitud de los indígenas y ordenaron que todos quedaran libres de los encomenderos y fueran puestos bajo la protección directa de la Corona.

En 1543 se trasladó la ciudad al valle de Panchoy; la nueva ciudad tuvo trazo rectilíneo y se entregaron terrenos alrededor de la plaza central para el ayuntamiento y la catedral; el resto fue para los vecinos y las órdenes religiosas. El ingeniero Antonelli estuvo a cargo del trazado.

Constantino es aclamado augusto por sus tropas y nueve años después se concluye la construcción de su Arco del Triunfo cerca del Coliseo (25 de julio de 306 – 315)

24 julio, 2018

Hacia 284 d.C., el Imperio Romano parecía abocado a la disolución. En los últimos 50 años se habían sucedido veintiséis emperadores, y sólo uno de ellos había fallecido de muerte natural; persas y bárbaros hostigaban constantemente, y con éxito, las fronteras norte y este; las pestes, la miseria y la anarquía presagiaban una rápida caída.

En el 330, año de la inauguración de Constantinopla, la nueva capital imperial, el Imperio seguía unido, con las fronteras intactas y en paz. Ése fue el resultado de la labor titánica de dos hombres brillantes y enérgicos, que supieron entender los cambios que traía la historia: los emperadores Diocleciano y Constantino I el Grande.

Contenidos

  1. Juventud de Constantino el Grande
  2. El padre de Constantino, Constancio Cloro
  3. Proclamación de Constantino
  4. El arco de Constantino

Juventud de Constantino el Grande

[Regresar al índice]

Hijo de Constancio Cloro y de su concubina Elena, Cayo Flavio Valerio Aurelio Constantino nació en Naissus (la actual Nis, en Yugoslavia), un 27 de febrero de no se sabe qué año, aunque los historiadores no dudan en situarlo entre el 270 y el 288, en pleno período de «desgobierno militar» del Imperio Romano.

Las reformas de Diocleciano intentaban estabilizar la situación mediante el nombramiento de dos emperadores o augustos y de sus respectivos sucesores (o césares). Su padre, Constancio Cloro, fue nombrado sucesor de Maximiano y se separó de Elena para contraer matrimonio con Teodora, hija adoptiva de su emperador.

Constantino pasó la mayor parte de su infancia en los campamentos militares romanos acompañando a su padre. Cuando Constancio Cloro fue proclamado césar de los Alpes Occidentales en el 293, Constantino fue enviado a la corte del emperador Diocleciano, al que acompañaría en su expedición a Egipto del año 296.

El padre de Constantino, Constancio Cloro

[Regresar al índice]

Educado con esmero en la corte de Diocleciano en Nicomedia (la actual Izmir, en Turquía), estuvo en contacto con los numerosos cristianos de la corte imperial y de las ciudades del este y fue testigo de excepción de la persecución que Diocleciano desencadenó en el 303 contra los cristianos.

Cuando en el 305 Diocleciano y Maximiano abdicaron por motivos de edad, el padre de Constantino, Constancio Cloro, fue nombrado augusto de la mitad occidental del Imperio; Galerio quedó al mando de la mitad oriental. La abdicación de Diocleciano y Maximiano llevaba consigo el ascenso de los césares a augustos o emperadores y la elección de nuevos césares, lo que obstaculizaba las expectativas de sucesión dinástica de los hijos de quienes habían ascendido a emperadores. La situación provocaría una compleja serie de guerras civiles.

Proclamación de Constantino

[Regresar al índice]

Constancio quiso nombrar césar a su hijo Constantino, pero las intrigas de Galerio evitaron este nombramiento. A pesar de ello, Constantino logró el permiso de Galerio para viajar a Britania para reunirse con su padre. Al morir en el día de hoy en Eboracum (actual York en Inglaterra) el emperador del Imperio Romano de Occidente Gayo Flavio Valerio Constancio durante una expedición contra los pictos y escotos, su hijo Constantino I es proclamado augusto (emperador) por sus tropas tal como su padre ha recomendado a su ejército en su lecho de muerte.

Pero Galerio se negó a confirmar su nombramiento como augusto, y Constantino hubo de aceptar el título de césar en el tercer gobierno de la Tetrarquía, mientras Severo era designado para el cargo de augusto. A Constantino se le permitió administrar las provincias asignadas a Constancio Cloro (Galia, Britania e Hispania). Finalmente sería reconocido augusto por el anciano emperador Maximiano, que había vuelto a la vida política, y con cuya hija Fausta contrajo matrimonio el 31 de marzo de 307. Habitualmente entre los historiadores se ha fijado este último año como la fecha en la que se produjo el inicio del reinado de Constantino I.

El arco de Constantino

[Regresar al índice]

El arco de Constantino (en latín, arcus Constantinianus) es un arco del triunfo que se encuentra entre el Coliseo y la colina del Palatino, en Roma. Se irguió para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312, y a otros emperadores anteriores. Dedicado en 315, es el más moderno de los arcos triunfales alzados en la Roma Antigua, de los que difiere por haberse construido gracias al expolio de edificios anteriores.

El arco mide 21 metros de alto, 25,7 m de ancho y 7,4 m de profundidad. Tiene tres arcos, siendo el central de 11,5 metros de alto y 6,5 de ancho, y los laterales de 7,4 de alto y 3,4 m de ancho cada uno. La parte inferior del monumento está construida con bloques de mármol, mientras que la parte superior (llamada ático) es de ladrillo con remates de mármol.

A cierta altura desde el suelo, en el lado que mira al Palatino, hay una puerta a través de la cual se accede a una escalera formada en el grosor del arco. El estilo es el imperial romano, ya que extrae la mayoría de los relieves de otras construcciones. Pero también hay un claro ejemplo de transición hacia el estilo medieval. Todo esto se debe al agotamiento de las formas artísticas y la decadencia del Imperio, un Imperio que estaba al borde de su aniquilación parcial (el Impero de Oriente aguantaría hasta que en 1453 los turcos otomanos entrasen en Constantinopla) El diseño general con una parte principal estructurada por columnas adosadas y un ático con la principal inscripción encima está realizado según el ejemplo del Arco de Septimio Severo en el Foro Romano. Se ha sugerido que la parte inferior del arco proviene directamente de un monumento anterior, probablemente de los tiempos del emperador Adriano

El arco cruza la Via Triumphalis, la ruta que tomaban los emperadores cuando entraban en la ciudad en triunfo. Este itinerario comenzaba en el Campo de Marte, pasaba por el Circo Máximo y alrededores de la colina Palatina; inmediatamente después el Arco de Constantino, la procesión giraría a la izquierda en la Meta Sudans y marcharía a lo largo de la Vía Sacra hacia el Foro romano y la colina Capitolina, pasando tanto por el Arco de Tito como por el de Septimio Severo.